Tips para lograr una nutrición adecuada

La nutrición es algo muy importante a la hora de plantearnos objetivos, esta claro que sólo con la actividad física no alcanza. Es por eso que acá voy a dejar unos tips a tener en cuenta para la planificación de nuestra alimentación:

Comer cada 3 o 4 horas

Para empezar, es importante hidratarse y nutrirse bien, por lo que no hay que dejar el estómago vacío más de 4 horas aproximadamente.

El motivo es que dejar el estómago más de esas horas vacío es peligroso porque llegaremos a la siguiente ingesta de comida con más ansiedad, especialmente aquellas personas que viven en grandes ciudades y no disponen de tiempo para cocinar y si están hambrientos, optarán por comer comida rápida sin esperar para ingerir plato más nutritivo.

“Nos guiaremos por el hambre emocional o la ansiedad en la siguiente comida”, advierte Rodríguez.

No pensar en las calorías

Volvemos al primer punto: hidratarse y nutrirse bien. Para conseguirlo el experto indica que hay que elegir muy bien los ingredientes sin preocuparnos por las calorías. Es decir, que al seleccionar el alimento que nos vamos a comer no tengamos en cuenta si aporta 50 o 300, tendremos que fijarnos en que los nutrientes que nos aportan sean los correctos.

“En consulta muchas veces pregunto: ¿qué has tomado a lo largo del día? y la respuesta es mermelada light, esto sin, lo otro bajo en calorías, y al final del día parece que estamos comiendo todo sin nada. Restamos y quitamos y muchas veces lo que conseguimos es que aparezcan ansiedades, aumente el picoteo y la gula o comamos por obsesión. Y entonces es cuando la liamos al comernos del tirón una bolsa de patatas fritas, por ejemplo”, añade Rodríguez.

Saber que comemos

Seguimos en el primer punto: nutrirnos bien. Pero, ¿cómo sabemos qué nutrientes necesitamos? Ante esto el experto señala que en primer lugar hay que leer detenidamente las etiquetas de los productos. “Si tienen más de dos líneas, es un problema”, apostilla.

En segundo, en el supermercado hay que cargar la cesta de la compra de fruta, de verdura, de legumbres, cereales, de carne y pescado. Y no pecar en alimentos procesados y ultra procesados. “Es mejor apostar por alimentos naturales. Debemos involucrarnos más en la cocina y huir de platos como la lasaña preparada, porque aparte de llevar harina refinada les pondrán otros compuestos como corrector de acidez, edulcorantes o saborizantes que no están presentes en un plato casero”, recomienda.

Olvidar el sedentarismo

Es necesario moverse, subir y bajar escaleras, ir andando a los sitios y si podemos añadir el deporte a nuestra rutina, mejor. No sólo estaremos más sanos, también ayudaremos a prevenir la aparición de enfermedades como la diabetes

Más organización

Por último, Rodríguez nos cuenta que la clave para lograr acabar 2018 con unos buenos hábitos nutricionales es aprender a organizarnos: escribir lo que vamos a comer de lunes a domingo y comprarlo. Así no nos saldremos de lo pautado.

“Un consejo que suelo dar a los pacientes para mantener el ánimo es que cuando empiecen a ajustar su dieta y están motivados escriban cómo se sienten y sus objetivos: tengo mucha fuerza, me motiva ponerme un vestido, meterme en lo vaqueros de cuando tenía 30 años, o estar estupendo para un viaje o una celebración. Esos sentimientos y objetivos les dan fuerza al comienzo, pero se van diluyendo y transformando. Cuando el ánimo de una persona decae puede volver a leer la lista y ésta le reforzará y le ayudará a recuperar la energía”, concluye.

También puede gustarle...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *